Cámara termográfica para drones

25 septiembre # Tech
Cámara termográfica, la última novedad de DJI

El fabricante de drones DJI vuelve a sorprendernos al presentarnos la cámara Zenmuse XT. Se trata de un modelo de cámara termográfica integrada en su famoso sistema de estabilización Zenmuse, diseañada para acoplarse a dos de sus modelos de drones, el Matrice 600 Pro y Matrice M200.

Este nuevo equipo de DJI combina una cámara termográfica radiométrica FLIR de alta resolución con una cámara de vídeo de 4K de alta definición (12 megapíxeles). La cámara permite a los operadores de drones ver datos térmicos y visuales durante el vuelo. Su diseño robusto la permite volar en diferentes situaciones como lluvia ligera, nieve, humo o niebla.

Las prestaciones del Zenmuse XT2 pone en manos de los operadores de termografía aérea con dron una cámara térmica con un alto nivel de detalle de imagen. Es una herramienta fundamental para las aplicaciones profesionales mas exigentes. La termografía aplicada con drones es un sector en pleno desarrollo en campos tan diversos como: inspecciones de líneas aéreas, de paneles fotovoltaicos e industriales; fotogrametría térmica georeferenciada, así como para la vigilancia y la seguridad.

 

Cámara termográfica: su funcionamiento

 

cámara termográfica

No es la primera vez que se monta una cámara FLIR en un dron. Pero lo excelente de esta fusión dron-cámara es que gracias a DJI, la perfecta integración entre ambos ofrece una sorprendente estabilización, control, y protección.

Bien es sabido que los objetos emiten una radiación infrarroja. Mayor cuanto más calientes se encuentren. La longitud de onda de esta energía es mucho más larga y está fuera del rango visible del ojo humano. Las cámaras térmicas no solo son capaces de captar estas radiaciones, además las utilizadas en drones suelen estar calibradas para trabajar con el infrarrojo térmico, entre las 8 y 14 micras. Esos sensores son tan precisos que incluso captan diferencias de décimas de grado centígrado. Se caracterizan por detectar y analizar fuentes de calor en plena oscuridad, incluso a través de humo, polvo o niebla.

El sensor de esta cámara termográfica se basa en la cámara FLIR Tau 2, que se caracteriza por detectar y analizar fuentes de calor en plena oscuridad, incluso a través de humo, polvo o niebla. Con una resolución de 640 x 512 píxeles. Este modelo de cámara también ofrece la posibilidad de montar varios tipos de lentes: 9mm, 13mm, 19mm y 25mm.

Hay que mencionar que para los que deseen acoplar una cámara térmica a su propio dron, FLIR dispone de otros dos modelos de cámaras ideales para este uso: Flir VUE Pro y Flir VUE Pro R. Su elección dependerá en función de las necesidades y del presupuesto.

Con este modelo, DJI pretende potenciar el uso de drones en el ámbito profesional, tal y como se puede ver este video.

 

 

Hay otros fabricantes que ya están incorporando la cámara termográfica a sus drones, como es el caso de PowerVision que ha añadido la función de grabación de video con imagen térmica a su potente cámara de 4k.

El procesado de imágenes termográficas es más complejo que las de espectro visible. Las cámaras RGB llegan a tener sensores de más de 20 Megapixels, pero las térmicas no superan el megapixel. Tenemos que tener en cuenta, que si con una cámara RGB necesitamos cientos de imágenes para cubrir decenas de hectáreas, con una cámara térmica necesitarás de varios miles de ellas.

Seguimos en la senda de abrir oportunidades a nuevos tipos de negocio con la incorporación de cámaras cada vez más potentes y precisas. Es una manera de democratizar el acceso a una tecnología de diagnostico sorprendentemente potente.

 

Ventajas de la cámara termográfica para drones

 

  • Permite revisar grandes áreas, instalaciones o terrenos en un único vuelo, así como acceder a zonas difíciles.
  • Dispone al mismo tiempo de una imagen normal e una imagen infrarroja. Esto permite evaluar los datos inmediatamente.
  • Supone un gran ahorro económico frente a métodos mas convencionales como el uso de helicópteros o grúas.
  • El ahorro de tiempo es considerable. Las inspecciones con drones se realizan en mucho menor tiempo.

 

Desde que llego la cámara termográfica al mundo de los drones hemos visto como su uso a proliferado en todo tipo de operaciones. Los profesionales las utilizan para inspección de infraestructuras, diagnóstico de paneles solares y tendidos eléctricos, detección de fugas térmicas en edificios o situaciones de estrés hídrico a través de la medición de temperatura de los cultivos.

Nadie sabe hasta dónde podrán llegar estas cámaras en un futuro. De lo que si estamos seguros actualmente es de su gran utilidad y versatilidad.

Comparte

+ NOTICIAS

Pl. Palmeres, 4 Barcelona

(+34) 93 500 52 35

(+34) 627 52 92 40

info@dflyvision.com

WordPress Video Lightbox Plugin